Las horas de sueño no necesariamente vienen acompañadas de un buen descanso. Para lograr un descanso saludable es fundamental hacer de esta rutina un momento que integre comodidad y confort para que cuerpo y mente recuperen la energía necesaria que las actividades de la vida cotidiana requieren. ¿De qué manera? 

Las exigencias de la rutina son cada vez más complicadas, nuestra vida se encuentra marcada por horarios que muchas veces nos llevan a andar corriendo de un lugar a otro, esto genera estrés y por lo tanto, un desgaste energético que su cuerpo y mente demanda recuperar.  

Alcanzar una rutina de sueño idónea es fundamental para que su cuerpo se muestre descansado y no quede a mitad de camino durante el día. Si esto no sucede comenzará a sentir dolor en cualquier parte del cuerpo sumado a un desgano emocional. 

Para evitar todo tipo de malestar físico y emocional le preguntamos, ¿Su colchón y almohada se adaptan a sus necesidades y gustos? Ambos elementos juegan un papel trascendental en el descanso y en este artículo le contaremos porqué. 

Los problemas cervicales pueden ser ocasionados por las almohadas o colchones

Las cervicales están ubicadas en la parte más alta de la columna vertebral, lo que comúnmente se denomina nuca y está compuesta por un conjunto de siete vértebras. Su objetivo es sostener los movimientos de la cabeza y su apoyo. 

En alguna ocasión todos hemos experimentado dolor en esta zona y muchas veces llegando a perder movilidad en el cuello. Esto sucede porque las vértebras cervicales se ven afectadas y presentan dolor. Generalmente los dolores cervicales se manifiestan por un movimiento mal ejecutado o malas posturas sostenidas durante un tiempo prolongado. 

Pero no solo por estos motivos su cervical puede presentar molestias, un causante que muchas veces descuidamos son la almohada y el colchón que usamos durante el descanso. Fundamentalmente una almohada que sea de mala calidad, esté deteriorada o hasta mal acomodada, puede generar mal estar en su nuca y en su día a día. 

Por este motivo es significativo contar con una almohada y un colchón que propicien una postura saludable al dormir. Especialistas en el sueño y el descanso han demostrado que una almohada y un colchón funcional a sus necesidades colaboran para sufrir menos fatiga en la cabeza, cuello y hombro. Además es importante contar con un colchón que no perjudique su postura no sólo por los dolores físicos ocasionados si no porque no le permitirá conciliar un descanso saludable.

Dormir sin padecer dolores de espalda o mala postura

Para lograr un descanso reparador es fundamental que su sueño esté integrado por la cantidad de horas que necesita su cuerpo, no siempre son las mismas para todos, esto depende del tipo de actividad que realiza durante el día pero normalmente se recomiendo entre 7 u 8 horas diarias. 

Ya dijimos que cantidad de sueño no es igual a calidad es por eso que si usted no cuenta con el colchón y la almohada indicada para su cuerpo posiblemente comience a padecer irritabilidad, dorsalgia o lumbalgia, tortícolis o molestias cervicales. 

Al despertar con molestias su humor se verá afectado causando estrés, falta de concentración, frustración, enojo y somnolencia. Sus actividades también estarán afectadas mostrándose  propenso a cometer errores. 

El dolor de espalda es una consulta médica recurrente y la gran mayoría lo adjudica a la edad. La realidad es que en algunos casos el colchón es el causante de que el esqueleto, sobre todo las cervicales, no cuentan con el apoyo necesario para balancear el peso del cuerpo.

Consejos para comprar almohadas cervicales y colchones para el dolor de espalda

La elección del colchón es algo personal más allá de las recomendaciones de algunas marcas o materiales, las características físicas nos diferencian. La edad y el peso corporal es un factor a tener en cuenta. 

El nivel de firmeza: suave, medio y firme será clave para elegir su colchón. Los de mayor dureza proporcionan mejor descanso para personas que superan los 90 kilos y se recomiendan para los amantes de dormir boca arriba. 

El tamaño, es recomendable considerar el tamaño de la base de tu cama antes de elegir el tamaño del colchón. Un tamaño de 140 por 190 da muy buenos resultados si deseas adquirir un colchón matrimonial. Al momento de decidir la longitud es saludable elegir un colchón que te permita estar acostado sin que cuelguen los pies, deberían sobrar unos 10 o 15 centímetros. 

Finalmente los materiales son fundamentales para la temperatura del colchón. Los de mayor ventilación son los que cuentan con bloques de resortes. También encontramos los de espumas viscolasticas que suelen provocar calor, ideal para los friolentos. 

Para elegir la almohada indicada tendrá que considerar que la forma correcta es donde nuestra cabeza queda alineada con nuestra columna. Por eso pensar en el tamaño y el grosor es fundamental, el ancho debe ser siempre superior a sus hombros, en cuanto al grosor debe ser la que le permita mantener una línea entre cabeza y columna. 

En cuanto al relleno de la almohada debe elegir una que logre adaptarse al contorno del cuello. Habitualmente las encontramos rellenas de pluma o fibra de poliéster siliconada. Su gusto y deseo serán los que defina su elección.

Almohadas en Blanco Store

Contamos con una gran variedad de almohadas. Principalmente de tres materiales.

  • Fibra siliconada, este material es mullido y de tendencia suave.
  • Espuma viscoelástica, este material se relaciona con firmeza y plena adaptación.
  • Pluma, este material es intermedio en cuanto a sensación y adaptación.

Colchones en Blanco Store

Trabajamos tres tipos de materiales:

  • Resortes bicónicos: Brindan soporte progresivo sobre toda la superficie, se relacionan con sensaciones medias o firmes.
  • Resortes individuales: Baja transmisión de movimiento sobre la superficie. Ideales para dormir en pareja. La sensación depende del modelo, ya que van de suaves a firmes.
  • Espuma alta densidad: Perfectos para brindar soporte, ideales para quienes buscan firmeza.

Medidas disponibles:

  • King, vienen de 200×200 cm y 200×180 cm.
  • Queen, vienen 200×160 cm y 190×160 cm.
  • 2 Plazas, vienen de 190x130cm, 190×140 cm, 190×150 cm.
  • 1 1/2 Plaza, vienen de 190×90 cm, 190×100 cm y 200×100 cm.
  • 1 Plaza, vienen de 190×80 cm.